jueves, 7 de julio de 2011

Superman/Batman: Public Enemies


A finales del 2003, Jeph Loeb y el dibujante Ed McGuinness fueron los encargados de los primeros números de Superman/Batman, una serie que ha tenido sus altas y sus bajas. Principalmente por sus constantes cambios de artistas y ser un aparente campo de experimentación que sobrevive por tener a los dos personajes insignia de DC en la carátula. No obstante, cuando se han publicado buenas historias, los aplausos no dejaron de llegar. Y entre esos buenos casos, precisamente está The World Finest, una historia de seis números en la cual se basa Enemigos Públicos.


En un breve resumen, Estados Unidos está a un paso de la anarquía económica y social. Sólo así se explica que Lex Luthor sea elegido presidente y sorprendentemente, empieza a hacer las cosas medianamente bien. Una de sus primeras medidas, es controlar a los héroes y superhumanos. Su siguiente medida es preparar la defensa ante un meteoro de Kriptonita que va a caer sobre el planeta. Pero como sabemos, Lex es un retorcido y siempre tiene que tener un plan secreto que lo beneficie. Así, en su vendetta personal contra Superman, lo culpa de volverse loco por los efectos de esta kriptonita que se acerca y pone una recompensa sobre su cabeza. De esta manera, el Hombre de Acero y el Caballero Oscuro deben pelear contra una horda de villanos y algunos héroes que van por el dinero o para cumplir las órdenes del presidente Luthor.

Image and video hosting by TinyPic
Superman y Batman son enemigos del estado

Esta es una película que sigue los moldes de la vieja escuela. Como el Superman de los 40 o los setenteros Súper Amigos, los héroes pelean contra todo un mundo que les cae encima, Lex y el Juguetero ponen la cuota del “científico loco”, o aquel que pone al mundo contra las cuerdas con inventos imposibles, o que los salva con ellos. Pero también tiene los matices de la nueva animación de DC, aquella que hace única a la Liga de la Justicia, como las tramas de complots políticos y el narcisismo que raya con la locura. Esto siempre hará de Luthor el villano de DC por excelencia. Y para los fans, es importante señalar que se trató de respetar en gran medida la adaptación del comic, tanto en historia como en el dibujo de McGuinness.

Image and video hosting by TinyPic
Presidente Lex... aún así, mejor que Bush.

Sin embargo, hay algunos puntos que restan y deben ser mencionados. Primero, que ésta debe ser una de las películas más cortas de DC que he visto ya que a lo mucho supera una hora de duración. Con ello, hay algunas partes del film que quedan sueltas y sin haber leído el comic, no se termina de entender a cabalidad. Especialmente la participación del Juguetero y el papel que juega Power Girl en el plan final. Ella además es el personaje peor utilizado en la película ya que no sólo no se explica quién es, sino que tampoco se desarrolla su relación con Superman y menos algún nivel de su personalidad. Todo lo contrario sucede con Amanda Waller, quien en pocos minutos del film, brinda un muy buen vistazo a las capas de este complejo personaje. Eso nos dice que la brevedad del film no es excusa para usar bien o mal a los héroes y villanos que se decide emplear. Aunque la falta de tiempo, también explica por qué el final pareciera ser muy apurado, aunque no necesariamente mal hecho.

En conclusión, si bien Enemigos Públicos no es la mejor película de DC si la comparamos con Primer Vuelo o Crisis en Dos Tierras, es bastante entretenida, con dos héroes que destacan (Batman más que Superman) y un villano que de magistral no baja. Recomendada.



Tags:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Síguenos, opina o sugiere temas en



Escopofilia
en Google+
Image and video hosting by TinyPic
Escopofilia
en Facebook