martes, 31 de diciembre de 2013

Ruby Sparks

La siguiente anécdota evitará cualquier nombre o referencias a fin de no herir susceptibilidades. Como una conversación de fin de año, dos amigos evalúan el balance en el plano afectivo de uno de ellos. Ante la conclusión de buscar una nueva pareja, se llega a la pregunta ¿y cuál es tu tipo? “Y que le guste el fútbol, que le guste la música que a mí, las películas que a mí, en general, las cosas que yo hago”. En general, a él le gusta él mismo. 

 Todo ese absurdo y desleal prólogo sirve para precisar en qué sentido disfruté tanto Ruby Sparks (2012) dirigidos por Jonathan Dayton y Valerie Faris (Little Miss Sunshine) y escrita por Zoe Kazan, precisamente la protagonista del film. Desde el saque quiero dejar claro que no es la historia más original que existe. Es más, por breves momentos sentía una reminiscencia a Stranger Than Fiction (2006), aunque sea esta solo sobre la superficie porque en el fondo apuntan a dos cosas totalmente opuestas. Pero esta película demuestra que no es necesario descubrir la pólvora para que resulte buena y sobre todo potente, en un género a veces demasiado conservador como la comedia romántica. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Síguenos, opina o sugiere temas en



Escopofilia
en Google+
Image and video hosting by TinyPic
Escopofilia
en Facebook
Se produjo un error en este gadget.