viernes, 12 de abril de 2013

The Divide

De los trabajos de Xavier Gens, había visto la cumplidora pero nada especial Hitman (2007) y luego la muy interesante aunque no tan original Frontière(s) (2007). En esta última, aún cargando la evidente herencia de The Texas Chain Saw Massacre, Gens logra sobre claves de horror encontrar una voz propia al poner sobre el tapete la crisis de una sociedad enfrentada a sí misma, por la xenofobia e intolerancia racial y cultural. Es claro la huella que dejó los conflictos en los banlieues parisinos del 2005 para que Gens nos entregue una obra de horror, pero horror humano y de odio hacia el diferente. Frontière(s) fue de cierto modo, una manera de rescatar a este director y ponerle más atención a sus futuros trabajos.

Así, llegamos a The Divide (2011), la cual nos habla de una Nueva York víctima de un ataque nuclear. Como frente a la muerte, dicen que el tiempo se alarga, eso da tiempo para que en un edificio un puñado de individuos tenga el tiempo suficiente para esconderse en el sótano de Mickey (Michael Biehn), un paranoico conserje que había construido convenientemente un bunker. Entre los sobrevivientes nos encontramos con Eva (genial performance de la siempre guapa Lauren German) y su novio, el intelectual Sam (Iván González). Además, los hermanos Josh (cumplidor Milo Ventimiglia) y Adrien (Ashton Holmes), un amigo de estos, Bobb (estremecedor Michael Eklund, de lo mejor del film), Marilyn (Rosanna Arquette) y su hija Wendi y Devlin que tiene cierta desconfianza sobre Mickey. El motivo del ataque es irrelevante. Casi toda la historia se va a desarrollar en este sótano contemplando la interacción entre los personajes así como su reacción al encierro. De hecho, este factor es su mayor virtud aunque su mayor contratiempo, ya que para poder construir o mejor dicho, destruir a los personajes, se necesita un periodo de tiempo que inexorablemente aletarga la acción. Sin embargo, debe ser tolerado y comprendido para ver el magnífico pero aterrador desenlace donde la soledad, el miedo, el hambre, la paranoia y el temor a la muerte, terminen por tirar al suelo el rostro de humanidad con el que cada uno de estos individuos había entrado a una habitación que nunca los iba a salvar de la muerte.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Síguenos, opina o sugiere temas en



Escopofilia
en Google+
Image and video hosting by TinyPic
Escopofilia
en Facebook
Se produjo un error en este gadget.