sábado, 2 de julio de 2011

Pierrot le Fou


Hay momentos donde uno debería quedarse sólo en silencio. Admitir que no sabe nada y simplemente dejarse atrapar por el anarquismo revestido de belleza. Eso es lo que dejó en mí el cine de Jean-Luc Godard y especialmente esta maravilla que es Pierrot le Fou (1965), parte de la Nouvelle Vague francesa y un nuevo horizonte en la historia del cine, destrozando cualquier tipo de encasillamiento de géneros, introduciendo nuevos temas al cine, nuevos tipos de personajes, técnicas de grabación, aniquilando la ilusión presente en la pantalla, esta película es simplemente inasible y quizá por ello más hermosa.


Ferdinand (Jean-Paul Belmondo) es un burgués de clase media, insatisfecho con su vida y matrimonio. Decide escaparse con su ex-novia Marianne Renoir (Anna Karina) y luego de pasar una noche juntos descubren el cuerpo de un gangster asesinado en su departamento, ambos intentan escapar de esta mafia hacia el Mediterráneo. En lo que parecía ser una típica escena de persecución policíaca, luego gira a una exploración de los personajes. Ferdinand, a quien Marianne llama Pierrot para malestar del primero, trata de establecerse en la Costa Azul francesa. Llevar una vida intelectual y leer poesía. Marianne se hastía de este ritmo. Ella es vida, emociones, es la belleza del caos. Luego de una separación y reencuentro, Ferdinand descubrirá la verdad de Marianne en un final azul y explosivo, donde ambos amantes al fin estarán juntos.

Image and video hosting by TinyPic
El amor es reinventado

El momento en donde Ferdinand se percata de la vacuidad de su vida, en una fiesta de alta clase media, muy verde (que anticipa el juego de colores de Godard), presenta ya el tema de la inestabilidad emocional de estos nuevos personajes. Ferdinand es un héroe incómodo y desarraigado de su entorno. Su escape con la hermosa Marianne en un viaje de cuestionamiento a todos los sistemas e instituciones tradicionales. Y esto va desde el matrimonio mismo, la relación de parejas, la sociedad en la que estamos insertos (recordar la escena de las noticias en Vietnam), como el mismo ejercicio de construir un mundo ficcional. No es por gusto las constantes interpelaciones de los protagonistas al espectador, el hacer teatro desde la misma película, mezclar literatura, arte, teatro, musicales, en una explosión de géneros que revela esta inconformidad con nuestro mundo. Como dice Esteve Riambau, Godard “está en constante búsqueda de nuevos soportes expresivos, un deslumbrante sistema de referencias culturales que integre a su propio discurso”. Godard rompe todo, destruye la totalidad y sentido brindando un delirante juego trasgresor de cualquier tipo de convenciones.



Aunque es verdad que en las películas de Godard (tanto ésta como en À bout de souffle) existe esta constante donde el hombre enamorado termina siendo traicionado por la mujer que ama, Ferdinand (Pierrot) y Marianne pueden ser una de las mejores parejas que hayan sido creadas en la historia del cine. Como adelanté, son polos diametralmente opuestos. El hombre es la abstracción, la literatura, la reflexión, el pasado, la mujer es la realidad, la música, lo sensible, el presente. Pierrot escribe en un muelle abstraído, Marianne pasea por la costa hastiada, pateando el mar, deseando siempre algo más. Ellos son crimen (una parodia minúscula a Bonnie & Clyde), son comedia (como la escena del robo a la gasolinera imitando al Gordo y el Flaco), son arte en un poema o una canción, son vida en un beso, son muerte… en la muerte como invitación al infinito.

Image and video hosting by TinyPic
Anna Karina

Ver esta película te invita a ser libre. A olvidar todo, suspender el tiempo y olvidarse de nuestro Ferdinand interno. Ser Pierrot, libre de convenciones, libre para ser y no pensar. No es casualidad que Samuel Fuller aparezca brevemente y con sus palabras podemos terminar de definir lo inasible de Pierrot le Fou. “Amor, odio, acción, violencia, muerte. En una palabra, emoción”.


Image and video hosting by TinyPic
Sam Fuller: ''La película es un campo de batalla. Amor, odio, violencia, acción, muerte... En una palabra, emoción.''


Tags:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Síguenos, opina o sugiere temas en



Escopofilia
en Google+
Image and video hosting by TinyPic
Escopofilia
en Facebook