jueves, 30 de junio de 2011

Beowulf

Recuerdo que cuando vi por primera vez esta película (2007), sentí sensaciones encontradas, pero no me arrepentí de verla. Desde ya yo quiero hacer un deslinde. Yo respeto las interpretaciones de textos y creo que éstas son todas válidas pues dependen de la subjetividad de cada receptor. En buen cristiano, mi lectura no es ni mejor ni peor que la tuya, simplemente son distintas.

La historia del filme evidentemente difiere a la presentada en el poema, empezando por la caracterización de el héroe que en la pantalla se muestra como un mortal, lleno de virtudes (el valor) como de defectos (el orgullo) mientras en el libro es un personaje unidimensional. El villano, Grendel, es un ser rechazado de la sociedad pero más que por su maldad, por su intrínseca monstruosidad de ser distinto. Como todo aquel que ha leído algún poema épico debe saber, los héroes en estas historias son blancos o negros, buenos o malos, sin términos medios.

Esto, para una audiencia contemporánea, es inadmisible ya que sólo nos tragamos eso en los cuentos de Disney. Yo agradezco que Nail Gaiman (The Sandman, The Books of Magic, etc.) y Roger Avary hayan tenido el tino de brindar una nueva interpretación a este poema que definitivamente permite una mayor verosimilitud. Esto evidentemente puede ser una discusión de nunca acabar para aquellos puristas que buscan la fiel lectura del texto. Pero quizá ellos olvidan que el valor del arte proviene de la interpretación del espectador. Y para una lectura neutra, entonces mejor leemos el libro.

En resumen, una historia bastante sólida que amerita verse y juzgarla por sí mismos.




Tags:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Síguenos, opina o sugiere temas en



Escopofilia
en Google+
Image and video hosting by TinyPic
Escopofilia
en Facebook