lunes, 16 de enero de 2012

Dead Space 2


Uno de los grandes misterios de la década, es por qué no me compré el primer Dead Space, teniendo tan buenas referencias y siendo un fan del género de horror. Por ello, cuando salió su secuela, no dudé en comprarlo, pero nuevamente lo dejé empolvándose hasta finales del año pasado cuando decidí acabarlo de una vez. Y creo que si el 2011 no hubiese visto juegos de la talla del Batman: Arkham City o el Uncharted 3, Dead Space 2 tendría todo para ser considerado el juego del año. Realmente es una joya no solo como un juego, sino como una verdadera experiencia de horror que rivaliza con las mejores películas de esta categoría.

Y es que la gente de Visceral Games, los desarrolladores de esta serie, no se limitaron a la formula común que horror significa sangre y muerte. Por supuesto, es mucho más que eso, es una sensación que no debe resumirse a lo visual y explosiones en pantalla o explosiones de cuerpos que tan de moda se han puesto.
Dead Space hace lo que uno de mis profesores siempre me dijo, bebe de sus fuentes. Cosa evidente al jugarlo y encontrar elementos comunes del juego a clásicos del cine de horror, que van desde Ridley Scott y su mítica Alien o John Carpenter y su espectacular The Thing, y por qué no, hasta algo de Neil Marshall en la agobiante oscuridad de The Descent.

Image and video hosting by TinyPic
A desmembrarlo

La historia de Dead Space 2, continúa con Isaac Clarke como protagonista, un ingeniero que forma parte de un grupo de rescate el cual acude al llamado de la nave Ishimura en busca de su novia. Pero en la nave lo que encuentran es un tipo de virus que convierte a los seres humanos en mutaciones grotescas, llamadas Necromorfos. Tres años después de haber sobrevivido al Ishimura, el comienzo de este juego, Clarke despierta en una de lunas de Saturno, base de la colonia humana para descubrir que la pesadilla que vivió en el Ishimura ha regresado. A medida que vamos avanzando con Clarke tratando de huir de una estación infestada de monstruos, descubrimos que esta plaga de Necromorfos tiene relación con el culto de los Unitólogos que avanza también entre los colonos, que ven a esta plaga como una forma de trascendencia humana y no como una horda asesina que extingue todo rastro de vida a su paso. No voy a detenerme mucho más en los detalles de la historia, pues hay que jugarla para de verdad sentir la fuerza de ésta.

Como dije, el horror no debe limitarse a la muerte, sino explotar todos tus sentidos ante lo desconocido que te amenaza. Y justamente por ello, Dead Space 2 es una experiencia magnífica. Por un lado está esa asfixiante sensación de aislamiento en el espacio que por ejemplo vivimos en ambientes sin gravedad, donde el silencio oculta los movimientos de tus enemigos, aumentando la tensión de no saber cuando salen de cualquier lugar posible. Casi como para recordar el tagline de Alien, en el espacio nadie puede oírte gritar. Por otro lado, está la tensión que construye la oscuridad. Al contrario de los espacios sin gravedad, estar dentro de la nave a oscuras, con solo la luz de nuestra arma para defendernos del ruido de los enemigos que avanzan por los ductos de ventilación es tremendamente efectiva, sin contar los traicioneros efectos de nuestra propia sombra. Pavor puro. Además, la claustrofobia que el personaje vive externamente, moviéndonos dentro de la nave y el uniforme que llevamos son el mejor ejemplo, pero al mismo tiempo la locura y paranoia del personaje que al no saber en quien confiar termina enclaustrándonos junto a nuestros propios demonios y culpas. Pero se necesita un ingrediente más, lo alienígena, lo extraño y amenazante que como en las películas que mencionamos, invade tu cuerpo para destruirlo. Entra para profanar lo humano, y nunca mejor dicho, sacar al monstruo que yace dentro.



Y la galería de monstruos de este juego es estremecedora. Desde niños mutados con vientres explosivos, pústulas que explotan cerca a ti, gigantes trípodes, bestias físicamente avasalladoras, hasta pequeños monstruos con aguijones y garras que de un salto pueden destrozar tu cuerpo. La variedad de enemigos hace que uno deba improvisar estrategias casi en el acto con un arsenal bastante bueno, que van desde sierras, rifles, etc., pero sin la copiosa cantidad de municiones de por ejemplo Resident Evil que lo vuelven más un shooter que un juego de sobrevivencia. Y algo de angustia, como lo es quedarse sin municiones y acabar con el último necromorfo empalándolo con su propia garra.

Dead Space 2, que en la versión de PlayStation 3 viene con el juego Dead Space: Extraction que permite jugar con el PlayStation Move, es uno de los mejores juegos de horror que haya comprado, con un plot muy bien desarrollado, gráficos sensacionales, una ambientación que deja sin aliento, lleno de momentos inquietantes y grotescos (como ver explotar a una enfermera que abrazaba a un necromorfo explosivo sin conocer su naturaleza suicida) hacen de este juego una joya y una lección de cómo lo perturbador, también es arte.


Image and video hosting by TinyPic
Game Over

Tags:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Síguenos, opina o sugiere temas en



Escopofilia
en Google+
Image and video hosting by TinyPic
Escopofilia
en Facebook